martes, 23 de abril de 2013

RECURSOS NARRATIVOS

Hablar de recursos narrativos, es decir algo así como hablar de los recursos estilísticos de los novelistas. Son estrategias que deben pasar inadvertidas para ser realmente eficaces y conducirnos al resultado final deseado. Y para ello, utilizamos una serie de elementos que nos ayudan a ello, como:

La Focalización: Que es el punto de vista desde el que vamos a contar la historia. Esta puede ser de tres tipos al menos:
  1. Focalización externa: La cámara cambia de sitio, de punto de vista. El espectador sabe más que los personajes. Es la más frecuentemente utilizada.
  2. Focalización cero:  Es la voz en Off, hay un narrador que nos cuenta lo que les ocurre  a los personajes. En cine se utiliza muy poco, y sí más en el género real, como los documentales.
  3. Focalización interna: Se narra en primera persona, es decir, se elige el punto de vista  de un personaje, con el que el espectador se identifica plenamente. Suele tener mucho enganche, pero las posibilidades narrativas son menores.


La Administración de la Información: Que generalmente se informa más al principio, poco a poco disminuye la carga informativa hasta reservar datos importantes para el final, especialmente en el suspense. La información debe ser muy precisa, sin excesos ni complicaciones, y sobre todo, muy ordenada. Sus ingredientes pueden ser los siguientes:


Dramatización:  Una buena película empieza con una explosión y termina con un terremoto. La dosificación de la acción, los cambios de ritmo, la manera en que se presenta la información.
Elipsis y paraelipsis: La primera elimina de la narración todo lo superfluo. La segunda consiste en ocultar un dato de vital importancia, que el personaje conoce, al espectador.
Suspense y Sorpresa: en el suspense el espectador conoce una información desconocida para los personajes; si esa información la desconocen tanto el espectador como los personajes, es una sorpresa.
Anticipación: Esta relacionado con lo anterior. El espectador de forma inconsciente tratará de anticiparse a la acción, intentará descubrir qué va a pasar: el guionista debe darle algo de información para que se anticipe, pero en cierto punto, dar un giro a la historia que mantenga la atención. Las historias previsibles siempre aburren. Y aún cuando sepamos que el buen va a vencer al malo, ése momento debe llegar cargado de sorpresa. El guionista también va dejando pistas, “siembra” datos que sabemos contienen información precisa, pero hasta el final no debe descubrirse.
La trampa: Sirve para desviar la atención. En el fondo, es la creación de pistas falsas.
La caracterización:  Cada personaje posee unos rasgos, una personalidad en relación con la historia.
El contraste: Con el que reforzaremos las sensaciones que queremos lograr.
El descanso: Se utilizan, para relajar la tensión y cambiar el ritmo. Estas escenas suelen estar a cargo de personajes secundarios, e incluso formar parte de la subtrama.
El énfasis: Se para la acción en un momento importante para crear tensión.
El gag repetitivo: acción cómica generalmente que se repite varias veces aumentando su propia comicidad
El flashback y flashforward: Son alteraciones narrativas de carácter temporal que alteran la linealidad cronológica del relato. El flashback es el retroceso a un punto anterior de la historia, una necesidad narrativa aclaratoria del momento presente del relato. Por su parte, el flashforward es un salto hacia delante en el tiempo para, después, retornar al momento presente de la narración, actuando como recurso de anticipación más allá de los límites del relato.

No hay comentarios: