miércoles, 6 de mayo de 2009

HISTORIA DE LAS FILMADORAS (4ª Parte-Final)

MOTORIZACIÓN DE LA CÁMARA

Las primeras cámaras cinematográficas eran movidas a mano mediante manivelas, por lo que la velocidad dependía en cada momento de la habilidad del filmador. Cuando se introdujeron las películas sonoras en los últimos años de la década de 1920, las variaciones de velocidad se hicieron mas ostensibles, con lo que resultó indispensable lograr una velocidad constante de filmación y de proyección. Las cámaras para profesionales fueron provistas de motores eléctricos encerrados en compartimentos estancos.

Las cámaras de aficionados y las portátiles de los primeros tiempos eran impulsadas por un resorte, pero el desarrollo de motores eléctricos de poco volumen y suficiente potencia, que llegaron a ser mas pequeños y baratos que los dispositivos de resorte, hizo que éstos dejaran de utilizarse.



Al mismo tiempo, el sistema impulsor de la cámara hacia girar la bobina de recogida, por medio de una leva deslizante, de modo que la película se enrollaba constantemente tensa. Ciertas cámaras disponían de sistemas de rebobinado, consistentes en un mecanismo que desengarzaba la leva mientras realizaba esa operación.

VISOR

A lo largo de la historia, se han empleado diversos tipos de visores para encuadrar el área de la escena que se filma. Esta diversidad abarca desde simples recuadros hasta complejos sistemas de lentes acoplables al objetivo zoom o a la torreta giratoria, capaces de combinar con la distancia focal variable del objetivo.

De los tipos mas recientes son el visor réflex, que dispone de un prisma capaz de desdoblar el haz luminoso y que está situado en el objetivo, o de un espejo dispuesto en el obturador rotatorio, para reflejar la escena en un cristal esmerilado que hace las veces de pantalla, y otros sistemas de enfoque. Este procedimiento eliminaba el error de paralelaje producido por los distintos ángulos de visión de dos sistemas independientes, y permitia ver exactamente el campo de observación del objetivo que en cada momento se estaba utilizando.

Algunos productores de película se sirven actualmente de pequeñas cámaras de televisión para ver lo que se observa a través del visor, de modo que el director y el equipo de filmación pueden estudiar cuanto se está filmando.

CONTADORES DE EXPOSICIÓN

Los contadores de película expuesta, que indicaban la cantidad que se había consumido de la misma, podían estar impulsados por el propio mecanismo de la cámara, o ser activados a partir de una leva que media el diámetro de película enrollada en las bobinas de alimentación o de recogida.

Cada uno de estos sistemas tenia sus particulares ventajas: algunas cámaras profesionales disponían de ambos. En el caso de película super 8, o single 8, las bobinas eran inaccesibles ya que estaban cerradas en su cartucho, por lo cual el contador casi siempre estaba enlazado con el motor de arrastre de la bobina de recogida.

Algunas cámaras tenían incorporados contadores que señalaban el número de imágenes tomadas, principalmente para los trabajos de animación y efectos especiales.

4 comentarios:

ZAYI HERNÁNDEZ dijo...

que guapas están las cámaras!!!! me ha encantado la primera!!! sos un primor con esto del cine! (jaja para no perder el gusto por lo Argentino)... no sabía que era un tango de Gardel, de leerlo a oirlo cambia mucho...que no es porque esté en las Canarias! jajaja
Besitos.

Caballero ZP dijo...

La que aparece en la segunda foto he llegado a verlas, la tenía un amigo herencia de su abuelo.
La que hace dudar que funcionara es la primera, sin duda el progreso siempre nos sorprende.
Saludos

carloscbm dijo...

Una gran recopilación de cámaras comentadas con gran conocimiento.
Seguire visitandote.
Saludos.

Francisco Ortiz dijo...

¿Qué historias habrá dentro de esas viejas cámaras? ¿Qué personajes, qué escenas seguirán viviendo en su interior? Es fascinante mirarlas.