miércoles, 18 de marzo de 2009

EL SEGUNDO OPERADOR DE CÁMARA

La tarea del segundo operador de Cámara, como su nombre indica es sin duda, la de ayudar en todo lo posible al operador de cámara o primer operador y tiene una gran cantidad de funciones como pueden ser mover la cámara, planificar, encuadrar, preparar el travelling o la grúa que se va a utilizar, hablar con los actores, organizar estéticamente el cuadro de acuerdo con la decoración, etc. Es también un vínculo entre el director y el director de fotografía, y entre el director y los actores.

Según el director y la coincidencia de criterios, participa hasta en la dirección de los actores. No es que el segundo operador dirija, pero puede opinar y aportar ideas. Hay infinidad de variedades de actor. Hay actores a los que les gusta ser dirigidos nada más que por el director y a otros, en cambio, les gusta mucho sentir la cámara, entonces preguntan y se fijan en si el cámara les da o no el visto bueno.

El Segundo operador, con quien más se relaciona es con el director, el equipo de cámara, los actores y el maquinista. En películas de mucho movimiento, por ejemplo, donde se va siguiendo la acción, el maquinista es muy importante. A veces, se comunica con él mediante auriculares.

Si en el rodaje el maquinista que está llevando una grúa o un travelling no atrapa los momentos buenos, el cámara está perdido. Pero hay esta el segundo operador, coordinándolos a todos, entonces las relaciones más cercanas se establecen, es el momento de rodar.

Hay veces, que el segundo operador, pide que se repita alguna toma, bien porque no esta muy convencido del resultado, bien porque ha apreciado algún detalle que se le pueda escapar a los demás componentes del equipo, o bien, porque tenga alguna duda. Hay directores a los que no les gusta que el cámara corte una toma. Un cámara puede estar disconforme con su panorámica, pero lo importante es el actor. Si el actor está estupendo en ese momento, hay que montar esa panorámica y no importa. El actor manda. Hay veces que los cámaras no lo aceptan, cortan una toma y el director empieza a pegar gritos, porque era la mejor toma del actor. Por eso el director avisa siempre al cámara: «No cortes, pase lo que pase. Si hace falta, repetiré la toma». A veces dicen lo contrario: «Corta si no te gusta.

En fin… es el cine…

3 comentarios:

McM dijo...

¿Qué tiene que ver el sector inmobiliario con el cine? ;D
Gracias por agregarte a mi blog, pero una pregunta de curiosidad: ¿Cómo has encontrado mi blog si no tenemos ningun contacto en común?

En común si tenemos la fascinación por el cine y su gremio. Yo estuve de meritorio en una peli antes de dedicarme al sector audiovisual profesionalmente y está claro que tiene más encanto que la TV.

Bueno, un saludo y enhorabuena por el blog, tiene muy buena pinta.

Adeu!

Caballero ZP dijo...

Más detalles que desconocía sobre la trastienda del cine, sin duda muy interesante saber todo esto para poder valorar mejor los trabajos cinematográficos.
Saludos

ZAYADITH HERNÁNDEZ dijo...

pues menos mal que alguien se acuerda de ellos, porque hacen mucho!!!
besitos