domingo, 10 de marzo de 2013

EL RITMO CINEMATOGRÁFICO.

En un material audiovisual, a lo que se consigue a partir de una buena combinación de efectos y de una planificación variada, se le llama ritmo. y constituye uno de los elementos que contribuirá más a hacer que las imágenes tengan o no atractivo para los espectadores.

Para determinar el ritmo que conviene imprimir en el una filmación habrá que tener presente el público al que va dirigida y las sensaciones que se quieren transmitir. El ritmo deberá estar al servicio de la narración pues...


Se pueden considerar dos formas básicas de ritmo:

RITMO DINÁMICO: Cuando un audiovisual tiene un RITMO DINÁMICO transmite al espectador una sensación de dinamismo y acción. El ritmo dinámico se consigue mediante la utilización de muchos planos cortos ( plano medio, primer plano...) y de corta duración. El cambio rápido de planos dará sensación de ritmo. Hay que tener presente que el uso de planos demasiado breves puede dificultar la asimilación de la información por parte de los receptores.

RITMO SUAVE: Cuando un audiovisual tiene RITMO SUAVE transmite al espectador una sensación de tranquilidad. El ritmo suave se consigue utilizando planos largos y poco numerosos. Cuando se presenta un plano general hay que dar más tiempo al espectador para su lectura ya que acostumbra a contener más información que los planos cortos. Hay que tener presente que el uso de planos demasiado largos puede crear un ritmo demasiado lento y hacer perder el interés de los espectadores. Cuando se observen dos planos de igual duración parecerá más lento el que contiene menos información.
No se ha de confundir el ritmo con la velocidad con la que suceden los acontecimientos.

El ritmo de un film también está también supeditado a la dinámica del movimiento, tanto por parte de la cámara como de los elementos representados: La MUSICA, La VELOCIDAD de los OBJETOS que INTERVIENEN en la TOMA. La PROPIA VELOCIDAD de la CAMARA, Etc...

Clases de ritmo:
  • Analítico: Planos cortos y muy numerosos; es un ritmo rápido que se traduce en dinamismo, dramatismo, actividad, esfuerzo...
  • Sintético: Planos largos y poco numerosos; resulta un ritmo lento, puede expresar sensualidad, monotonía, poesía...
  •  In crescendo: Planos cada vez más breves (tensión, dramatismo); planos cada vez más largos (relajación, serenidad).
  • Arrítmico: Los planos son breves o largos, sin tonalidad especial. A veces cambian repentinamente aportando sorpresa.


 Según Sergei M. Eisenstein, al cual se le considera para muchos, el padre del ritmo en el montaje, este considera que la materia prima del cine no es la realidad sino el medio cinematográfico, o lo que es lo mismes por medio del montaje ritmico.

Cataloga cinco tipos de ritmo en el montaje. No es que el los invente, sino que, en su reflexión, los plantea, teoriza, y reflexiona:
  1. Montaje métrico: Es el más sencillo, el primero en la escala de complejidad. Es el más puramente matemático, que se basa en montar los planos según su duración A este tipo de montaje pertenecerían, por ejemplo, los montajes actuales de los videoclips, en los que los planos se corresponden con los acordes. 
  2. Montaje rítmico: Segundo grado de complejidad. Como su propio nombre indica, tiene en cuenta los ritmos y movimientos dentro del propio encuadre.  
  3. Montaje tonal: Tercer grado de complejidad. Va destinado a crear emociones y sentimientos, de manera que todos los elementos que conforman el plano se asocian para proporcionar un tono (emocional) dominante a la narración. 
  4. Montaje sobre tonal o Armónico: Cuarto grado de complejidad. Parte del montaje tonal, de manera que los diferentes elementos del plano se combinan para generar no uno, sino diversos tonos, que se combinan armónicamente en la narración. 
  5. Montaje intelectual: Quinto grado de complejidad. Es el que explota la metáfora visual. No busca sentimientos, tonos, sino que busca que el espectador asocie imágenes para crear un significado abstracto complejo, intelectual.

No hay comentarios: