lunes, 11 de octubre de 2010

PRACTICAS DE TRABAJO

INTRODUCCIÓN.

Las prácticas de trabajo son buenas guías, o buenos consejos, para la prác­tica diaria del montaje. Se ha descubierto que funcionan, aunque la razón por la que fun­cionan no siempre se conozca. Un principiante no debe ignorar las prácticas de trabajo a no ser que existan muy buenas razones para hacerlo.

En muchos casos, las prácticas de trabajo se dan en negativo "no hagas..." Esto se debe simplemente a que es así como se ha hecho siempre. Las prácticas de trabajo pueden ir cambiando a causa de las modas, los hábitos del espectador o la nueva tecnología. Hay muchas prácticas de trabajo, pero las que se comentan en esta entrada y en siguientes son posi­blemente las más importantes.

Finalmente, habrá casos en los que el montador lo habrá hecho todo bien (el tipo de montaje correcto, los elementos correctos... etc...) de manera que, en teoría, el corte, el encadenado o el fundido deberían fun­cionar. Y no funcionan.

Una de las habilidades del montador debe ser analizar un montaje imperfecto y descubrir por qué lo es. En tal caso, es posible que la respuesta no se encuentre en las prácticas de trabajo, sino en la experiencia. Es posible que ni siquiera exista una respuesta. Esto se debe a que el montaje no es un arte perfecto. No siempre hay espa­cio para la creatividad y la innovación, y ésa es la belleza de este arte.


EXPLICACIÓN DE LAS PRÁCTICAS DE TRABAJO.

Lección 1ª:

No cortar nunca de un aire por arriba mal encuadrado a uno bien encuadrado (o al revés).

RAZONES.

Cortar de un aire por arriba bien encuadrado a uno mal encuadrado hará que parezca que uno de los sujetos ha cambiado súbitamente de altura. Cortar de un aire por arriba mal encuadrado a uno bien encuadra­do y volver a empezar hará que parezca que el primer sujeto se está moviendo arriba y abajo.

SOLUCIONES.

Es imposible corregir el plano. Sin embargo, algunos fotogramas del material total podrán utilizarse para insertos, si no están muy mal encua­drados. Si no existe más que un plano, es posible que el plano entero deba ser rechazado y sustituido por otro, aunque no se vea hablar al que está hablando. Una solución puede ser un plano de dos con escorzo.

EXCEPCIÓN.

En este caso, la excepción se produce cuando los dos planos tienen el mis­mo aire por arriba, aunque los dos estén mal encuadrados. Evidentemen­te, si el aire por arriba es muy incorrecto, los planos parecerán absurdos.

No cortar de éste -> a éste

Pero sí de éste -> a éste

1 comentario:

Alex dijo...

blog de videojuegos, cine, cómics, deporte y mucho más.
Saludos.

http://zonaboom.blogspot.com/