lunes, 27 de julio de 2009

200 CONSEJOS PRACTICOS DE CINES (22 al 27)

22. Transición o fundido de escenas


Cuando se desea enlazar dos escenas consecutivas en diferente tiempo o lugar, se utilizan el llamado « fade-out » (fundido abierto) y « fade-in » (fundido cerrado). Con el « fade-out » la imagen se oscurece gradualmente, mientras que con el « fade-in » tiene lugar lo contrario. Aparte de la utilización de « fade-out » o « fade-in », existen otras posibilidades para el fundido de escenas, por ejemplo: tapando el objetivo con la mano y separándola del mismo, con los dedos abiertos, en el momento de empezar a filmar, o al revés; haciendo, si lo requiere la escena, que una persona camine hacia el objetivo hasta que su cuerpo tape por completo el campo de la imagen, tras lo cual la nueva escena empieza en orden contrario, alejándose, desde la cámara, etc...

23. ¡Haga revelar pronto sus películas! (Película Fotográfica)

Las películas que ya han sido expuestas pero aún no reveladas, empeoran gradualmente de calidad. Envíe por lo tanto lo antes posible su material de película ya expuesta, como máximo a los dos meses, a la central de revelado. Sobre todo no deje nunca por mucho tiempo en su cámara una película parcialmente expuesta. Si usted hace una película sobre un tema en particular y le hace falta más de un carrete, envíelas todas a la vez a la central de revelado para que se puedan revelar todas a la vez y no película por película. Con ello evitará que, aun si las películas están filmadas idénticamente, existan diferencias de color que pueden surgir por pequeñas diferencias existentes en los baños de revelado.



24. ¡No olvide su nombre y dirección, por favor! (Película Fotográfica)

A pesar de todos los cuidados que con las películas a revelar tienen las centrales de revelado, ocurre a menudo que se pierden películas, lo cual puede obedecer a una serie de causas, por ejemplo, inexactitud al poner nombre y dirección del remitente en la bolsita de la película. Procure que no le pase a usted. Un método seguro y sencillo consiste en filmar antes de las primeras imágenes de una nueva película, una tarjeta con su nombre, dirección e incluso su número de teléfono. Usted mismo puede hacer esta tarjeta con un cartón fuerte, en el cual, con un rotulador o con letras adhesivas, indique todos los datos. En el estuche siempre tendrá usted sitio para esta tarjeta. Si su cámara le permite filmar muy de cerca, también le puede servir una tarjeta de visita.

25. Deje primero que se sequen las películas (Película Fotográfica)

Cuando los rollos de película vuelven de la central de revelado, usted, naturalmente, siente tanta curiosidad por ver el resultado, que le gustaría proyectarlas en seguida. ¡No lo haga! Tan poco tiempo después del revelado, el material de la película no se ha endurecido suficientemente. Podrían producirse daños irreparables. Limítese a mirar con la mano (tocando únicamente los bordes), a contraluz, las primeras imágenes del film, juzgue el resultado y considérelo válido para la totalidad del rollo. Guarde la película unos días en un lugar seco donde la posible humedad existente en las capas de la película pueda desaparecer.

26. Revise a tiempo su cámara

Desgraciadamente ocurre muchas veces que la cámara permanece fuera de uso, en el armario, durante meses. Entonces uno se va de vacaciones y si se lleva la cámara sin previo control, corre un gran riesgo. Las vacaciones se planean siempre con mucho adelanto. Por lo tanto, es posible sacar la cámara del armario un tiempo antes y filmar una película para comprobar si todo funciona a la perfección. Una eventual reparación puede efectuarse a tiempo (piense que en época de vacaciones los que las reparan tienen muchísimo trabajo y el plazo de espera es largo), y todavía con tiempo tendrá ocasión de filmar una segunda película de prueba para compro bar si la reparación ha tenido éxito. Prefiera lo seguro a lo inseguro.



27. El transporte de la cámara

La mejor manera de llevar la cámara es en un estuche, dejándola preferiblemente en el coche, con una cubierta de goma-espuma en el fondo. En el estuche, junto a la cámara, hay sitio para filtros, un cable disparador, un pañuelo (lavado muchas veces y en una bolsita de plástico), y un cepillo o pincel con pera de goma para limpiar el interior de la cámara. Además algunas películas de reserva, el modo de empleo de la cámara y un librito de anotaciones para hacer apuntes. En el interior de la tapa ponga con rotulador su nombre y dirección. El volumen del estuche le impedirá a la vez la mala costumbre de muchos automovilistas, de poner la cámara en la parte trasera junto al cristal posterior. La alta temperatura que puede haber en dicho lugar, al darle el sol, es perjudicial tanto para la cámara como para las películas, cintas, discos duros o tarjetas de memoria.

1 comentario:

Zayadith Hernández dijo...

SABES QUÉ? DESPUÉS QUE TE HE IDO LEYENDO, ME HA PICADO LA CURIOSIDAD DE ESTO DEL CINE...PERO MÁS DEL OTRO LADO ( DETRÁS DE LAS CÁMARAS, PERO TAN DETRÁS QUE NI LAS VEO)...ME GUSTARÍA ESCRIBIR ALGO...HE HECHO ALGUNA QUE OTRA COSITA DE DIALOGOS PERO VAN MÁS EN PLAN TEATRO...VAMOS A VER SI CUAJA ALGO...
BESITOS.