lunes, 22 de junio de 2009

EFECTOS DE SONIDO (Manuales)

Antes de que existiesen programas generadores de efectos y bases de datos de efectos de sonidos, los cineastas se las ingeniaban para realizar los sonidos de las maneras mas originales posibles, con resultados francamente espectaculares y creíbles. Hoy os voy a dejar algunos de estos ejemplos de efectos especiales y como se realizan:

Cascos de caballos: necesitamos dos vasos vacíos de yogurt, o vasitos desechables de plástico duro. Los golpeamos sobre la mesa o algún material duro, primero con un vaso y luego con el otro, cuanto más rápido lo hagamos dará la sensación de galopar más rápido o más lento.

Canto de pajaritos: para este truco necesitamos una botella de vidrio y un corcho. Humedecemos el corcho y lo frotamos sobre la botella, de esta manera se podrá escuchar el gorjeo de un pajarito.

Las llamas de un fuego: Si apretamos un papel celofán en nuestras manos, parecerá que hay un fuego muy cerca.

Truenos: con unas placa de radiografía, una cartulina o placa de metal, la sacudimos con fuerza varias veces de atrás hacia adelante. Sonará como si se hubiera desatado una tormenta.

Lluvia: para hacer este sonido necesitamos un puñado de arroz, y una fuente de metal. Tiramos los arroces sobre la fuente, parecerá el sonido que hace la lluvia cuando golpea sobre la ventana, depende de la cantidad de arroz que dejemos caer para obtener una lluvia más torrencial. Si cambiamos el arroz por lentejas sonará con más fuerza y dará la sensación de una tormenta de granizo. Otra opción para hacer lluvia es con una botella de plástico, sin la base y cortadas longitudinalmente formando flecos. Producen sonido al ser sacudidas.

Gente caminando: lo logramos con un tarro al que le agregamos piedrecitas en su interior y lo cerramos con tapa. Agitamos de arriba hacia abajo. Si agregamos más piedrecitas parecerá una gran multitud.

El tren: si queremos escuchar a un tren que parte de la estación, llenamos una caja metálica y pequeña con tachuelas, agitamos la caja al ritmo de la partida del tren.

Carreta o carro: combinar el sonido de los cascos de caballos -los vasitos de yogur- con algún sonido metálico, como un manojo de llaves, unos cascabeles o un aro de alambre con tapitas metálicas de gaseosa o bebidas aplastadas, golpearlo sobre una mesa de madera.

Un barco: soplar en la boca de una botella semivacía. Cuanto menos líquido contenga más agudo sonará.

Murcielagos: un paraguas que abrimos y cerrábamos muy rápidamente… resulta muy bien.

Un perro secándose: Agitamos un trapo húmedo para conseguir un muy eficaz efecto de perro agitándose para secarse.

Lanza penetrante carne: Morder una manzana.

La sangre y las tripas arrancadas: Hacer una pasta de leche y ponerla en la boca, y traten de decir "Ghhhh".

Humanos, la mutilación: Cortar con un cuchillo grande y de un tajo, coles, zanahorias y otros vegetales.

Alas de insectos: Usamos un ventilador de bolsillo con tela de nylon o cinta adhesiva en las aspas.

3 comentarios:

Capitán Clostridium dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Capitán Clostridium dijo...

Muy curioso. Me recuerda a los seriales hablados y contados de la radio de los 50s.
Continuo mi viaje -y el capitán imita el sonido de su barco soplando en la boca de una botella semivacía-.
Me gusta el blog. El cine es otra de mis pasiones. Así que me tendrás por aquí.

ZAYADITH HERNÁNDEZ dijo...

jajaja...lo leí hace rato y antes de comentarte, fuí a por algunas cosas para ver si era verdad lo de los sonidos, he dejado a mi peque flipando...jaja, cuando acabé me ha dicho que eres un mago...gracias por hacer magia para nosotros!
Besitos.