domingo, 17 de mayo de 2009

CURSILLO DE VHS A DVD (2ª Parte)

Un PC preparado para digitalizar vídeo

Si vamos a utilizar el ordenador personal para transferir cintas VHS a discos DVD, lo primero que debemos tener en cuen­ta antes de adquirir el dispositivo de cap­tura y la grabadora DVD son los requi­sitos que debe cumplir nuestro equipo para llevara cabo este proceso con una calidad mínima aceptable.

En este sentido es necesario contar con una configuración hardware suficien­temente potente para evitar problemas durante la captura. Los requisitos míni­mos en lo que a procesador, capacidad de disco duro y memoria se refiere están ampliamente superados por los ordenadores personales actuales, los fabricantes recomiendan configuraciones a partir de un Pentium VI o Equivalente, con 1 GB de ram o mas y disco duro de mas de 250 GB, un PC de gama baja supera sin problemas esta configuración.

Sin embargo, la velocidad del disco duro es todavía el talón de Aquiles de muchos equipos domésticos a la hora de capturar y editar vídeo. Una unidad de disco duro demasiado lenta no podrá escribir la gran cantidad de datos que pro­cesa la CPU durante el proceso de digitalización en tiempo real, lo que se traducirá en pequeños saltos o pérdida de fotogra­mas debidos a la información que el disco no ha sido capaz de almacenar.

Si nuestra unidad actual no ofrece un rendimiento suficiente es necesa­rio adquirir un disco duro fijándonos en parámetros como la velocidad de giro (si se trata de un disco IDE, 7.200 RPM es lo recomendable), la tasa de transferencia de datos (siempre y cuan­do la placa base lo soporte será mejor un disco IDE ATA 133 ó 100 que ATA 66, por ejemplo) y el tamaño del buffer de disco.

Tradicionalmente los discos SCSI (en concreto el estándar Ultra Wide), han sido la mejor opción para el tratamiento de vídeo. Sin embargo, la aparición de las unidades Serial ATA (SATA) con tasas de transferencia de hasta 150 MB/s y la posibilidad de configurar arrays de discos, es una opción más interesante y asequible para los equipos domésticos.

Una vez que dispongamos del disco adecuado, otro punto a tener en cuenta es el formato de la unidad. En este sentido, en un sistema Windows XP es recomendable formatear la partición en la que se alma­cenará el fichero de vídeo en NTFS, para evitar así los problemas de limitación de tamaño de los sistemas de archivos FAT.

Respecto a la grabadora DVD la opción más recomendable es un mode­lo multiformato, es decir, compatible con los formatos +R, +RW, -R y -RW y DVD DL (Double Layer), en los que la apacidad de almacenamiento llega has­ta los 8,5 GB. Y si podemos permitirnos una unidad de BlueRay, pues mejor que mejor.



Hardware de captura de vídeo

El proceso de captura o digitalización es la conversión en información binaria de una fuente de vídeo externa analogica (en este caso el contenido de una cinta VHS), de manera que pueda ser almacenada y procesada en el PC.

Se trata del paso previo para pasar la cinta VHS al disco DVD, y para lle­varlo a cabo es necesario contar con el hardware que permita conectar de alguna manera el reproductor VHS al ordenador personal y digitalizar la señal analógica de vídeo, es decir, necesitamos una tarjeta capturadora o conversor de vídeo.

La oferta de este tipo de produc­tos es una de las más amplias que podemos encontrar en el merca­do. Así, tenemos capturadoras internas o externas, incorporadas en la tarjeta de vídeo o en una sintonizadora de televisión, dispositivos independientes, etc., capaces de almacenar en tiempo real el vídeo empleando distintos algoritmos de compresión, entre ellos el formato MPEG-2 utilizado en los dis­cos DVD vídeo.


A la hora de elegir uno u otro modelo debemos fijarnos en características como la resolución, la tasa de bits, y el número de fotogramas por segundo que es capaz de capturar el dispositivo, además de la posibilidad de comprimir en tiempo real el vídeo capturado y los formatos de compresión empleados. Lo más recomendable es adquirir una tarjeta capturadora independiente; el hardware de captura incor­porado en algunas sintonizadoras de tele­visión y tarjetas de vídeo ofrece resultados bastante pobres con bajas resoluciones y pérdida de fotogramas.

Respecto a la conexión entre el reproductor VHS y el PC, se reali­za mediante las salidas del aparato de vídeo y las entradas de la capturadora: S-Vídeo o vídeo compuesto para la ima­gen y normalmente RCA para el audio de la capturadora.

El próximo día, seguiremos con el Software necesario, para realizar la captura...

3 comentarios:

ZAYADITH HERNÁNDEZ dijo...

que no! que no! que no Miguel! que yo te envío la cinta y tú me lo haces! jajaja...excelente la explicación pero hijo, es que soy mu mu torpe para estas cosas...
besitos.

José dijo...

Miguel, muchas gracias por este reportaje, lo estoy siguiendo porque quiero pasar mis antiguas cintas VHS y no encuentro nadie que me lo haga en Córdoba y al final tendré que hacerlo yo. Un saludo.

Caballero ZP dijo...

Muy buen post, yo hace años que compré la capturadora y pase los VHS que tenia, tengo que reconocer que el resultado era bastante bueno, excepto cuando intentaba pasar el contenido de la cámara de video JVC VHSC a DVD, entonces la calidad era baja y bastante pixelada.
Al final opte por comprarme una Sony que graba en disco duro directamente en AVI.
Saludos